Sin el apoyo de cada uno de ellos, no habría podido realizar este libro.

·A toda mi familia. A mi suegra Liliana Acuña, una de las personas que siempre me ha ayudado en esto de escribir. Su experiencia profesional y de la vida enriquece a quienes estamos cerca.

·Agradezco a Omar Cabral por haber sido una pieza imprescindible para que este libro se pueda leer.

·A mis pastores Juan Pablo y Natalia Sosa. Ellos son los que más me alentaron para que dedicara tiempo y esfuerzo para realizar este material.

·A mi amada iglesia Vida Sobrenatural. La bendición de tener una congregación sana que no tenga techo, hace que pueda servir y cumplir el ministerio con libertad en diferentes ámbitos.

·Al pastor Sebastián Golluscio. Su ministerio en la alabanza y adoración es inspirador. Gracias por las palabras de aliento.

·A David Bedoian. Gracias por la ayuda de siempre y por la colabora- ción en el excelente diseño de tapa.

·A Romina Fanderwud por la dedicación en cada detalle del diseño y la diagramación.

·A Raster Publicidad por la caricatura.

·A un amigo muy especial, Andrés Rossi. Una de las personas que me guió a insertarme en el ambiente profesional. Alguien de quien sigo aprendiendo.

·A mis grandes amigos y sus familias: Ezequiel Parravicini y Marcos Miró.

·A las personas que trabajan conmigo en diferentes ámbitos: Elio y Guille. Diego. Roberto, Juan, Franco y Javier.

·A todos los que de alguna manera son parte de MSA Recording y Kiosco Multimedia.

·A cuatro personas muy queridas e importantes que han marca- do mi vida y hoy no están. Mi abuelo Gaetano Arena. La Nona María. El tío Orlando, y mi suegro Daniel Privitera. Ellos también son parte de esto.

Entiendo que somos la suma de todas las personas que hemos conocido y de las que hemos aprendido. Este libro es el producto de innumerables individuos cuyos pensamientos, ideas, perspectivas y trabajo me han provisto del conocimiento que pude dejar registrado en este material.

¡A todos, gracias!